La santidad personal: el mensaje profético de san Josemaría

Celebración eucarística en honor de san Josemaría en la parroquia Jesús de la Divina Misericordia en Managua, Nicaragua.

Noticias
Opus Dei - La santidad personal: el mensaje profético de san Josemaría

El 24 de junio tuvo lugar la celebración eucarística en honor de san Josemaría en la parroquia Jesús de la Divina Misericordia en Managua y fue presidida por el Nuncio Apostólico de Su Santidad en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu.

A la celebración asistieron personas de diferente partes del país y de todas las edades, especialmente familias jóvenes. Dentro de los asistentes estaba Josemaría, un estudiante de bachillerato, que manifestó: “me gusta de San Josemaría que recuerda que la santidad se encuentra en la vida cotidiana, eso me ayuda a ser mejor estudiante y sobre todo a vencer en pequeñas cosas como la pereza. Este año tengo una intención especial: le vengo a pedir que me ayude a ver qué quiere Dios de mí”.

María José es una joven profesional de Managua y dijo que: "es la primera vez que vengo a la misa aunque conozco a san Josemaría desde pequeña. Vengo a darle gracias por mi trabajo, también porque ya casi termino la Universidad. En la Obra he aprendido a estar pendiente de los más necesitados, enfermos y personas pobres, como lo quería san Josemaría y es algo de lo que más gusta del espíritu del Opus Dei”.

Jaime es de Diriamba y vino con su familia a la celebración y dijo “ para mí es encontrar en la Obra respuesta a las necesidades espirituales, ir a los medios de formación me reconforta y me da lo que necesito. Es darle gracias por lo que he recibido en el año y le pido por mi familia que nos lleva a encontrarnos más cerca de Dios.”

En su homilía, Mons. Nwachukwu, se refirió al paralelismo entre la misión de san Juan Bautista (cuya memoria celebra la Iglesia hoy) y la de san Josemaría. “Así como san Juan decía “yo soy la voz que grita en el desierto, preparen el camino del Señor” (cfr. Jn 1, 23); uno de los libros más conocidos de San Josemaría se llama también Camino. San Josemaría nos presenta el camino para llegar a la santidad. El mensaje del Opus Dei llega en un momento en que el sentido de la búsqueda de la santidad se estaba mal interpretando” afirmó.

El nuncio insistió en que san Josemaría es “un profeta de nuestros tiempos”. Por lo que “la palabra profeta es aquel quien habla de, alguien que transmite la palabra de. San Josemaría era también profeta de nuestros tiempos en el sentido que transmitía la palabra de Dios. El profeta denuncia los pecados, las injusticias y tiene también que anunciar la esperanza. San Josemaría no tuvo miedo de afrontar los desafíos de la sociedad de su época y de anunciar la esperanza a todos” aseveró.

Al final de la predicación, Mons. Nwachukwu señaló un elemento que para él es fundamental en la enseñanza de san Josemaría y es la infancia espiritual. “En la historia de la Iglesia tenemos a muchos santos que han tratado este tema. Uno de ellos es san Josemaría, quien sacó esta enseñanza de los conventos y de los seminarios para llevarlo a la gente; diciendo que todos: políticos, trabajadores del campo pueden ser santos viviendo la infancia espiritual”.

Para concluir destacó dos elementos presentes en las lecturas de la misa. En primer lugar, el sentido del trabajo como camino de santidad “¿Por qué debemos trabajar el jardín? El hombre alcanza felicidad en el trabajo. El trabajo es el primer paso que Dios pone al hombre para ser feliz. No solo afán, angustia, debo encontrar en mi trabajo la felicidad, este es el deseo de Dios.” Por último, invitó a los asistentes a meditar en el evangelio de la misa en el que el Señor le pide a Pedro que vaya mar adentro y a preguntarse “¿se escucha la voz de Dios en mi barca?